Foto: ITU
Actualidad / Triatlón / La triatleta surcoreana Choi Suk-hyeon se suicida tras sufrir abusos y palizas de su entrenador

La triatleta surcoreana Choi Suk-hyeon se suicida tras sufrir abusos y palizas de su entrenador

La triatleta surcoreana de 22 años, Choi Suk-hyeon decidió terminar con su vida el pasado 26 de junio después de soportar años de abuso físico y verbal por parte de su entrenador y un médico del equipo y de que sus quejas a las autoridades deportivas fueran supuestamente ignoradas.

Choi estaba frustrada y enfadada por la lentitud de las investigaciones, según su familia, ya que muchos de sus colegas se negaban a dar testimonio, aparentemente por miedo a las represalias.

Choi Suk-hyeon fue la ganadora de la medalla de bronce en la prueba femenina junior en los campeonatos asiáticos de triatlón de 2015 en Taipei.

Según las capturas de pantalla de su última conversación con su madre, que han sido ampliamente difundidas a través de los medios, le rogó que "pusiera al descubierto los abusos" de los culpables.

Corea del sur es una potencia deportiva y normalmente se encuentra entre las 10 primeras naciones en el medallero de las Olimpiadas de verano e invierno. Pero en una sociedad ya intensamente competitiva, ganar lo es prácticamente todo en su comunidad deportiva, y se sabe que los abusos físicos y verbales son frecuentes.

Choi quedó cuarta en categoría femenina élite de los campeonatos nacionales de 2016, pero no cumplió su promesa inicial, cayendo hasta la posición 14 en la misma competición el año pasado.

Las cintas de audio publicadas por la televisión YTN parecían corroborar las acusaciones de sus padres de que Choi, que formaba parte del equipo de la ciudad de Gyeongju, había sido objeto de repetidas palizas, abusos verbales y acoso por parte de su entrenador, un médico del equipo y otros atletas de alto nivel.

En una de las cintas reproducidas por la cadena YTN, su entrenador estaba furioso porque había engordado: "Tienes que evitar comer durante tres días", dijo. "Me prometiste que serías responsable. ¡Tú! Ven aquí. Aprieta los dientes", se puede escuchar una voz masculina en una grabación, seguida por el sonido de repetidas bofetadas. "Te daré una lección si te enfadas mañana. ¿OK?", dice después la misma voz.
Choi escribía en su diario cómo "derramaba lágrimas cada día", y cómo "prefería morir" después de ser repetidamente "golpeada como un perro".

La joven triatleta fue obligada en otra ocasión a comprar pan por una valor total de 150 euros y fue obligada a comérselo todo de una sentada como castigo por haber engordado, contó su padre a los periodistas.

Foto: YTN TV

Golpeada e ignorada

Choi se quejó al Comité Olímpico y Deportivo Coreano (KSOC) en abril pidiendo que abrieran una investigación. Ella "buscó ayuda de muchas instituciones públicas, pero todos ignoraron sus peticiones".

El KSOC negó haber ignorado su queja, declarando en un comunicado de prensa que había asignado una investigadora después de recibir la petición de Choi a principios de abril y ha prometido tomar "medidas severas" contra los involucrados, expresando "profundo pesar" por el incidente. Los fiscales están investigando el caso.

Su muerte ha provocado una reacción de rabia e ira, apoyada por las declaraciones de un comentarista de la cadena YTN al decir que había sido "llevada a la muerte" por la inacción oficial, mientras que otro periodista señaló que la violencia contra los atletas es tan común en Corea del Sur porque los entrenadores creían que era "necesario para ganar medallas".

Fuente: SCMP

ARTÍCULOS RELACIONADOS