Trucos y curiosidades / Running / [VÍDEO] El hombre que hizo un maratón arrastrando un coche

[VÍDEO] El hombre que hizo un maratón arrastrando un coche

No podíamos dejaros sin contaros otro de los retos de nuestro protagonista de ayer, Ross Edgley. Si leísteis la entrada sobre el hombre que hizo un Treeathlon con un árbol de 45 kgs a la espalda, no podéis dejar de ver otra de las machadas que esta bestia parda hizo el pasado 22 de enero de 2016 en el legendario circuito de Silverstone: correr un maratón arrastrando un coche. ¿Cómo te quedas después de leerlo?

Seguramente muchos de vosotros ya sabéis lo que es correr un maratón y lo largo que se hace a partir de un determinado kilómetro. Pues ahora imaginaos lo que tiene que ser completarla arrastrando un coche. Yo alucino cuando veo este tipo de pruebas. No entiendo cómo el ser humano es capaz de hacer algo así, y sobre todo, qué pasa por la cabeza de una persona para simplemente planteárselo.

Foto: Facebook // Ross Edgley
Foto: Facebook // Ross Edgley

Y ya que estamos, pues aprovechando que Ross Edgley es inglés, qué mejor elección que un Mini Countryman John Cooper Works, para ser más precisos. Si con el treeathlon lo complicado era elegir una buena variedad de árbol, aquí parece que lo tuvo más fácil para elegir.

El coche pesaba nada más y nada menos que 1.400 kilos de marras y para ello el atleta estuvo preparándose 14 horas diarias durante 8 meses específicamente para la prueba y consumía una media de 6.000 calorías al día. Para que luego nos quejemos los triatletas de los entrenos para la larga distancia...

Foto: Facebook // Ross Edgley
Foto: Facebook // Ross Edgley

La hora de la verdad

La cosa no amanecía muy bien en lo que a climatología se refiere aquel 22 de enero de 2016, pero eso le daba igual al corredor de maratones tirando de coches. A pesar de la niebla y la lluvia, allí teníamos a Edgley hecho un toro dispuesto a empezar la prueba cuando todavía no había ni amanecido. Se puso su chaleco y a tirar como un burro del Mini.

Y así, tirando y tirando sin parar se pasó el hombre sus 19 horas y 36 minutos, sin parar, como el conejito de Duracell. Con razón, una vez terminada la prueba el inglés dijo que era la "maratón más dura del mundo".

En total tardó unas 19 horas y 36 minutos, durante los cuales no desfalleció ni un minuto. Las probabilidades de que esto ocurriese eran mínimas pero, aún así, se obró el milagro. "La maratón más dura del mundo" afirmaba, no sin razón, Ross Edgley tras finalizar tamaña proeza.

Estadísticas de la prueba

Foto: Facebook // Ross Edgley
Foto: Facebook // Ross Edgley

Un hombre con un gran corazón

Que Ross Edgley es un hombre con un corazón fuerte, no creo que lo dude nadie después de leer esto. Pero además de fuerte, es un hombre con un gran corazón, que siempre busca una causa benéfica en todas las pruebas que acomete. En este caso, sirvió para recaudar dinero y donarlo a la lucha contra el cáncer infantil. El inglés quiere demostrar con esto "que el cuerpo humano es mucho más potente de lo que afirma la ciencia”.

Foto: Facebook // Ross Edgley
Foto: Facebook // Ross Edgley

ARTÍCULOS RELACIONADOS