Foto: Facebook
Alexander Vinokurov hizo mejor parcial de bici en Niza que Patrick Lange

Alexander Vinokurov hizo mejor parcial de bici en Niza que Patrick Lange

Este fin de semana pasado hemos vivido uno de los Campeonatos del Mundo de IRONMAN 70.3 más extraños desde que comenzaron a celebrarse hace catorce ediciones, allá por 2006: contra todo pronóstico el noruego Gustav Iden se hacía con la prueba masculina, y los resultados de los grandes favoritos distaron de ser los esperados por público y medios especializados: Alistair Brownlee, gran favorito, se tuvo que conformar con la segunda plaza. Sebastian Kienle fue quinto, Javier Gómez Noya séptimo, Ben Kanoute décimo y Frederik Van Lierde vigésimo octavo.

Exceptuando a Kienle, que demostró que la lesión del talón de Aquiles está superada, el resto en mayor o menor medida se mostraron contrariados en sus redes sociales. "Decepcionado porque en la carrera a pie las piernas no funcionaron", escribió Brownlee; "Corro para ganar y ahora estoy decepcionado con un décimo puesto", afirmó Kanoute; "No fue mi día", apuntó Van Lierde. Gómez Noya, por su parte, confesó que tras un mes de entrenamiento duro, con dos caídas, no había sido capaz de estar con los mejores.

Caso aparte es el de Patrick Lange. El dos veces Campeón del Mundo de IRONMAN se enfrentaba a una distancia en la que no es especialista, y en la que nunca había disputado el Mundial. Tras varios meses tratando de prepararse de manera específica, llegando incluso a competir en el Campeonato Alemán de distancia sprint para adaptarse a los ritmos que se esperaban en tierras francesas, solo pudo hacerse con la vigésimo segunda posición en Niza.

"La carrera ha mostrado mis debilidades actuales en un día que nada fue como yo esperaba", escribió el alemán. "El cartel era extremadamente fuerte con una gran cantidad de triatletas de corta distancia y, por lo tanto, muy rápidos". Ni siquiera en el último segmento pudo demostrar su capacidad para ser más resto: logró el octavo mejor parcial, destacando que su compatriota Sebastian Kienle le sacase a lo largo de los 21 kilómetros finales prácticamente dos minutos: mientras Lange necesitó 1:11:22 para completar el segmento, Kienle lo hizo en 1:09:31, en una de las carreras a pie más rápidas que se le recuerdan.

El segmento ciclista, donde más sufrió Lange

En los poco más de noventa kilómetros del segmento ciclista Lange lo pasó incluso peor: mientras Rudy Van Berg, el más rápido en la bici, empleó 2:17:24 para ascender y bajar Col de Vence, Lange se fue hasta los 2:31:31, al puesto 61, con más de treinta triatletas de grupos de edad más rápidos que él.

Sin ir más lejos, Alexander Vinokurov -45 años- y Laurent Jalabert -50 años- fueron más rápidos que él. El kazajo logró el segundo mejor tiempo entre los grupos de edad, con 2:24:21 -a solo quince segundos de Javier Gómez Noya-, mientras que Jalabert, que también se hizo con el título de Campeón del Mundo de su categoría, paró el crono en 2:31:07.

Todo a Kona ahora

Sin embargo no hay que llevarse las manos a la cabeza por el rendimiento de Lange en Niza. "Faltan cinco semanas para Kona y ya estoy deseando llegar para ofrecer un rendimiento distinto allí", concluía el discípulo de Faris Al-Sultan.

En 2018 apenas pudo ganar carreras a lo largo del año, generando gran número de dudas, y en The Big Island demostró que llega mejor que nadie a la cita, y este 2019 no tiene porque ser diferente.

De hecho, desde nuestro punto de vista, el mal resultado en tierras francesas no hace más que aumentar su posición de máximo favorito el próximo 12 de octubre: Independientemente de la presencia de Jan Frodeno, Patrick Lange es el vigente campeón, ha sido el más rápido de la historia y prepara la cita como nadie. Y ahora encima llega con el orgullo tocado y ansias de revancha.

ARTÍCULOS RELACIONADOS